jueves, 23 de abril de 2015

Muchas perspectivas

Es curioso como últimamente se me dan casi a diario situaciones que cada persona ve y vive de una manera, siendo la misma.

En Kerala, Ajan comentó como entrando a un mismo sitio, cada una de nosotras había registrado una cosa diferente de ese lugar.
Una había visto los arboles, la otra se fijo en una persona en concreto, a una le pudo parecer precioso a otra horrible.

Este finde en arte terapia hemos tratado el mismo tema, con una cámara fotos.

Si a cada uno de nosotros nos metieran en una sala, y nos mandaran hacer 3 fotos, cada uno captaría cosas diferentes. Porque nuestros ojos, captan cosas distintas aun estando en el mismo sitio, porque incluso nosotros mismos en dos días diferentes nos fijaríamos en cosas distintas.

Porque esa foto una vez pasada a papel, a mi me dirá unas cosas y surgirán en mi determinadas emociones, y a otra persona probablemente no le diga nada o le parezca la bomba.

Es curioso, y precioso, al mismo tiempo, tener y entender esa visión universal, para dejar el Ego un poco de lado, y dejar pensar que solo hay una manera de pensar y de ver.

Porque en realidad hay muchas, mas de una por cada persona q existe, así que imaginaros las posibilidades.

Abramos la mente, e intentemos no ver solo las pelusas de nuestro ombligo, a veces es necesario levantar la cabeza, escuchar mirar y aceptar lo que sienten o piensan esas personas sin que eso supongo un ataque para nosotros.

Y esto lo podemos llevar a situaciones de la vida, situaciones que para nosotros pudieron ser super duras, que alguien hizo o dijo algo que activo algo en notros, y la realidad es que fue en nosotros . Eso es lo que hay q aceptar. Que quizá esa persona lo vivió y lo sintió totalmente diferente.

Creo que si todos nos sentáramos a hablar de manera franca y honesta los problemas que tenemos con los demás, en escucha activa claro, no en ese escucho y mientras hablas ya estoy pensando lo que contestarte para atacarte., las cosas serían mucho mas fáciles. Porque a veces nuestro problema es ese, la escucha. Y que entendemos desde nuestras emociones no desde un punto neutro.

Por eso cuando algo nos rechina, nos resuena o nos duele, tenemos que pararnos a ver y a pensar que hay de espejo en eso que nos esta doliendo, que es nuestro... y no del que lo dice.

Un ejemplo, una amiga te dice que considera que no le prestas suficiente atención, y tu te enfadas , como que no! pues que quiere si yo tengo mi vida mis cosas..

Y te cabreas y te cabreas por lo egoísta que es al decírtelo, pero...
Quizá lo que te este molestando, es la parte de razón que lleva, o tu cabreo contigo misma por ser consciente que no tienes todo el tiempo que te gustaría para pasarlo con ella, y eso te frustra.

Por eso creo que es esencial, pararse a ver cuando algo nos hace daño, si es nuestro o es de los demás, porque creo que en la mayoría de los casos son cosas que tenemos que resolver a nivel interno.

Cada paso que voy dando en mi camino, me enseña cosas nuevas, por eso sé que aunque a veces duela, estoy en el camino correcto.

Ahora no quiero cerrar los ojos ni para pestañear, porque tengo los sentidos a flor de piel, y me entusiasma todo lo veo y siento.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada